Seminario sobre uso de nemátodos para el control del Burrito de la Vid entregará resultados

Después de la banda INIA, se ha seguido desarrollando soluciones sustentables y amigables con el medioambiente principalmente con tecnología basada en la utilización de nemátodos entomopatógenos. Se vislumbra como una solución moderna para este tipo de problemas fitosanitarios más aún en un esquema de manejo sustentable de los frutales.

Al esquema de Manejo Integrado de Plagas se incorpora una innovación importante como es el uso de nemátodos entomopatógenos. En este contexto hace 3 años los Centros de investigación INIA La Cruz e INIA Quilamapu desarrollan el proyecto “Mejoramiento de la gestión ambiental en la producción de uva mediante el control del burrito de la vid (Naupactus xanthographus) a través de la selección de aislamientos nativos y desarrollo de formulados de nemátodos parásitos”. Las actividades del proyecto se desarrollan desde la Región de Valparaíso a la Región del Biobío y el equipo de trabajo lo constituyen investigadores y técnicos de los centros del INIA de La Cruz y de Quilamapu (Chillán).

Los resultados obtenidos de la investigación realizada serán mostrados durante el seminario “Nemátodos entomopatógenos para el control del Burrito de la Vid y otros curculiónidos”, que se realizará el jueves 10 de enero de 2013 a partir de las 9:00 horas en Estancia El Cuadro, ubicada en el sector cercano a Tapihue, en la comuna de  Casablanca.

Toma de muestras en terreno

El proyecto tuvo una duración de tres años y contó con el financiamiento de Innova Chile de Corfo más el apoyo de las empresas Fundo El Maitenal, Desarrollo Agrario, Agrícola El Ensueño, Agrícola Orrego Dos y Xilema de Anasac.

Los ensayos realizados en los predios de las empresas asociadas al proyecto mostraron una alta efectividad del nemátodo sobre la plaga, la que se manifiesta específicamente sobre las larvas, que son las que causan el daño a las plantas. “La evaluación de los tratamientos se realizó cada 15 días, retirando las larvas que fueron llevadas a laboratorio donde fueron mantenidas en observación para verificar la infestación por nemátodo”. Estas muestras fueron analizadas en INIA Quilamapu en Chillán donde se cuenta con un laboratorio especializado en la observación microscópica de los nemátodos.

Paola Luppichini, entomóloga del INIA La Cruz explica cómo actúa el nemátodo, “El ciclo de vida de cualquier especie de nemátodo entomopatógeno (NEP) consta de huevo, cuatro estados juveniles y adulto. El tercer estado juvenil, también denominado “dauer”, es el que posee la capacidad infectiva, es decir, que entra al insecto a través de sus aberturas naturales (boca, ano y espiráculos), ingresan al hemocele, donde regurgita la bacteria simbionte que portan en una vesícula cercana a la boca. La bacteria se multiplica en el hospedero, en este caso en la larva burrito de la vid (en el suelo) y destruye los tejidos y la hemolinfa (líquido equivalente a la sangre en los insectos), ocasionando su muerte por una septicemia generalizada”.

El uso de nemátodos es una muy buena herramienta para el Manejo Integrado de Plagas en vides, berries y otros frutales. “El uso de nemátodos y hongos es una opción que hoy surge con fuerza para el control de plagas tanto en producciones convencionales como orgánicas y biodinámicas y  se vislumbra como una opción muy interesante para disminuir la carga de plaguicidas”, afirma Fernando Rodríguez, director de proyecto.

Algunos procesos y productos para la producción comercial de esta tecnología podrán ser patentados lo que es un estímulo para que una o más empresas puedan poner en el mercado y a disposición de los agricultores un biocontrolador efectivo para el control de burrito de la vid. Por lo anterior, es fundamental que una o más empresas se interesen en producir y distribuir esta tecnología.

Hace casi dos décadas que INIA viene trabajando en el uso de organismos de entomopatógenos que comenzó con la prospección de los mejores aislamientos de hongos entomopatógenos, los cuales se encuentran en el mayor banco de recursos microbianos que existe en Chile.  Actualmente INIA Quilamapu cuenta con el desarrollo de 10 hongos entomopatógenos  bajo la marca BIOINIA.

Larvas de Naupactus xanthographus sana (Blanca) y afectada por el nemátodo.

El burrito de la vid, Naupactus xanthographus constituye en Chile una plaga de importancia agrícola primaria debido al daño causado tanto por las larvas, las que consumen raíces y raicillas de un gran número de especies frutales, vid y otros cultivos, daño que produce debilitamiento de la planta, enanismo y que en caso de ataques severos puede llegar a comprometer severamente la producción. Los adultos consumen follaje, principalmente durante la brotación, pudiendo disminuir el rendimiento hasta en un 50 %, además es considerado una plaga cuarentenaria para Japón y Estados Unidos.

Solo en la Región de Valparaíso existen más de 12 mil hectáreas de parronales, que representan el 24,4% de la superficie nacional. En el caso de la uva para vino la superficie nacional sobrepasa las 110.000 hectáreas.

Para mayor información contactarse con Eliana San Martín al e-mail esanmartin@inia.cl o al fono 33-321780 anexo 2243.

Deja un comentario