La publicación destacó la eficiencia hídrica y manejo agronómico sin herbicidas del Programa de Mejoramiento Genético de Arroz, además de la experiencia adquirida en la utilización del sistema de producción de arroz SRI en las regiones del Maule y Ñuble.

Santiago, 17 de agosto de 2020.- “En un escenario de cambios constantes en la agricultura, caracterizado por el aumento de la protección ambiental, cambio climático y escases hídrica, los objetivos del Programa de Mejoramiento Genético de Arroz del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) de Chile, es incrementar los métodos sostenibles de producción”, expresó en su portal web la Universidad de Cornell, EE.UU., en un espacio dedicado a reconocer lo que se está realizando en cultivos de arroz en el  mundo, bajo el sistema de producción SRI (System of Rice Intensificaction).

En esta oportunidad la casa de estudios destacó el trabajo realizado desde 2017 por el área que lidera la investigadora de INIA Quilamapu-Raihuén, Karla Cordero, enfatizando el trabajo de campo y la información generada al respecto. Al respecto, el Director Nacional de INIA, Pedro Bustos, sostuvo que “para la Institución es un gran reconocimiento para el trabajo que se está realizando en las regiones del Maule y Ñuble, en la producción de un alimento tan querido por los chilenos como es el arroz. Actualmente nuestras variedades están presentes en el mercado local y eso también es un gran motivo de orgullo, porque el trabajo de I+D+i de los investigadores de INIA está presente en la mesa de los hogares y en el espectro internacional”.

Karla Cordero, encargada del Programa de Mejoramiento Genético de Arroz de INIA.

Según indicó Karla Cordero, encargada del Programa de Mejoramiento Genético de Arroz de INIA, los investigadores de Cornell “se interesaron mucho en el trabajo que hemos realizado en colaboración con el IICA-Chile, puesto que ha sido la primera experiencia de la metodología SRI en países de climas templados. El SRI se utiliza en más de 50 países en el mundo, pero todos ellos -en su mayoría asiáticos- han sido de climas tropicales”.

“Para el programa de arroz de INIA es una tremenda plataforma de divulgación que nos permitirá ampliar nuestras redes de colaboración y nos dará una visibilidad en el medio arrocero internacional, favoreciendo el desarrollo de futuras investigaciones en sustentabilidad del cultivo del arroz”, añadió sobre la publicación que también reconoció los objetivos del programa, como  disminuir el uso de agua (eficiencia hídrica), la utilización de un nuevo manejo agronómico sin el uso de herbicidas y la utilización del Sistema de Producción de Arroz SRI, como parte de una nueva reorganización hacia una producción sostenible.

Vea publicación web de Universidad de Cornell en:  http://sri.cals.cornell.edu/countries/chile/index.html

En los últimos años ha existido gran colaboración entre INIA con el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA de Chile e IICA Costa Rica), contando con la colaboración del especialista en extensión nacional, Fernando Barrera, en diversas actividades de capacitación con productores y asesores técnicos del rubro, además de Kelly Witkowski, especialista en agricultura y cambio climático, quien ha colaborado con el establecimiento de unidades en campo, y en la postulación a proyectos de financiamiento externo, como FONTAGRO, FIC, CORFO, para desarrollar el SRI en Chile.

56 años de INIA en generación de variedades de arroz

EL Programa de Mejoramiento Genético de Arroz de INIA surgió junto con la creación del Instituto en abril de 1964, fecha desde la cual se han creado 12 variedades. Hoy la más consumida por los hogares chilenos es la variedad Zafiro-INIA. Desde el 2017 ha evaluado y adaptado a las condiciones locales el sistema SRI (System of Rice Intensification o Sistema de Intensificación del Cultivo de Arroz), que apunta a una producción más sustentable, disminuyendo más de un 50% el uso de agua, 80% el uso de semillas y también una reducción en agroquímicos.

Además, este sistema presenta importantes impactos en el cultivo sin perder productividad. Destacan la reducción en el uso de semilla (de 160 kg/ha a 40 kg/ha), en la aplicación de agroquímicos (pasándose de 3 aplicaciones de herbicidas a cero) y en el uso de agua en el cultivo (un 50%).

Acerca de INIA

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) es la principal institución de investigación, desarrollo e innovación agroalimentaria de Chile. Vinculada al Ministerio de Agricultura, cuenta con presencia nacional y un equipo de trabajo de más de 1.000 personas altamente calificadas. Ejecuta al año un promedio de 400 proyectos en torno a 5 áreas estratégicas: Cambio Climático, Sustentabilidad, Alimentos del Futuro, Tecnologías Emergentes, y Extensión y Formación de Capacidades. Estas iniciativas contribuyen al desarrollo agroalimentario sostenible del país, creando valor y proponiendo soluciones innovadoras a los agricultores, socios estratégicos y la sociedad, generando una rentabilidad social que varía entre 15% y 25%, por cada peso invertido en cada uno de sus proyectos.

INIA, más de 55 años liderando el desarrollo agroalimentario sostenible de Chile.

www.inia.cl – Facebook: /INIAChile – Instagram: @iniachile – Twitter: @iniachile – YouTube: INIA – LinkedIn: /inia-chile

Contacto: Felipe De Larraechea M., Jefe Nacional de Comunicaciones, Felipe.delarraechea@www.inia.cl / +569 91999101