INIA cuenta con más de 80 Grupos de Transferencia Tecnológica (GTT), capacitando a más de 270 asesores. De esta forma, se atiende de forma directa a casi 1000 productores y en forma indirecta a más de 8000. Además, se debe considerar numerosos proyectos en ejecución de fondos concursables que permiten ampliar la cobertura de acción de la institución.

Santiago, abril de 2020.- En la década de los 80, profesionales del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) instauraron en Chile los Grupos de Transferencia Tecnológica (GTT), una exitosa metodología de trabajo traída desde el extranjero que actualmente sigue entregando beneficios. Ese es el caso de José María Valdebenito (34), agricultor de la zona de Melipilla, quien durante cuatro años ha participado en un GTT con enfoque Agroecológico a cargo de la extensionista de INIA La Platina, Fabiola Sepúlveda, y hoy -en plena expansión del Covid-19- gracias a lo aprendido en ese grupo, él es capaz de entregar frutas y verduras de calidad a los domicilios de varios hogares de la región Metropolitana.

José María, al igual que muchos pequeños productores del país fue afectado por las diferentes restricciones derivadas de la Pandemia. El distanciamiento social hizo que sus ventas bajaran considerablemente. La imposibilidad de entregar a los intermediarios los productos que cultivó con esfuerzo durante la última temporada se convertía en un problema hasta que decidió reinventarse, aprovechando la tecnología que tenía a mano. Fue así como recurrió a Instagram, red social elegida para dar a conocer La Canasta del Huerto, emprendimiento que consiste en abastecer con productos de calidad los hogares de las comunas de Santiago, Providencia y Las Condes. Eso sí, destacó el joven agricultor, bajo estrictas medidas de seguridad recomendadas por la autoridad sanitaria.

Lechugas hidropónicas, tomates, albahaca y otros productos cultivados de forma sustentable son algunos de los productos solicitados por sus consumidores, quienes reconocen no sólo la calidad, sino la frescura y sabor de una verdura o fruta proveniente del campo chileno. Incluso, tal ha sido el éxito de la iniciativa creada por José María que comenzó a asociarse con otros agricultores de su GTT, para responder a una demanda que crece día a día, debido a la buena oferta que ofrece.

“La clave para el éxito del emprendimiento está en el circuito corto de comercialización, porque, por una parte, hace que las verduras lleguen más frescas al consumidor. Mientras que, por otra parte, logra que el agricultor gane lo que es debido por su producción, ya que al no pasar por un intermediario la ganancia es mayor para nosotros como productores”, explicó.

Próximamente, agregó el joven emprendedor, espera ampliar el rango de distribución a otras comunas de la región Metropolitana, desarrollar un sitio web que le permita la venta online y “cambiar con todo esto la percepción que se tiene de la pequeña agricultura”, subrayó.

GTT

INIA cuenta con más de 80 Grupos de Transferencia Tecnológica (GTT), capacitando a más de 270 asesores. De esta forma, se atiende de forma directa a casi 1000 productores y en forma indirecta a más de 8000 productores. Además, se debe considerar numerosos proyectos en ejecución de fondos concursables que permiten ampliar la cobertura de acción de la institución. “Sin duda, un trabajo importante de difusión y transferencia tecnológica que hacemos para fortalecer la agricultura del país”, destacó Bustos.

En tanto, el Director regional de INIA La Platina, Emilio Ruz, señaló que este caso representa el espíritu del trabajo hecho durante años en los grupos de GTT. Además, agregó que la agricultura es una actividad esencial para la alimentación y bajo cualquier circunstancia debe seguir trabajando para asegurar los alimentos a la población. En ese sentido, INIA es parte indispensable de la cadena alimentaria y tampoco puede parar, por eso se adaptó a las condiciones críticas del momento y tomó los resguardos sanitarios recomendados por la autoridad sanitaria, para que sus profesionales sigan acompañando técnicamente a los agricultores.

La metodología GTT consiste en que un grupo de productores agropecuarias de uno o más rubros se reúne para compartir experiencias productivas, realizar visitas a terreno y analizar posibles soluciones. Además, un especialista asesora a los participantes en temas relevantes para la producción de sus respectivos rubros.

En cuanto a las herramientas entregadas por el GTT de Agroecología de INIA La Platina, José María destacó, por ejemplo, los talleres técnicos de sanidad vegetal, pero, además, las capacitaciones de comercialización que le permitieron a él y a otros participantes de los GTT en la región Metropolitana, estar abasteciendo a una población que se encuentra en confinamiento como medida sanitaria, por un periodo extenso y que aún no se sabe por cuánto tiempo se va a prolongar.

Acerca de INIA

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) es la principal institución de investigación, desarrollo e innovación agroalimentaria de Chile. Vinculada al Ministerio de Agricultura, cuenta con presencia nacional y un equipo de trabajo de más de 1.000 personas altamente calificadas. Ejecuta al año un promedio de 400 proyectos en torno a 5 áreas estratégicas: Cambio Climático, Sustentabilidad, Alimentos del Futuro, Tecnologías Emergentes, y Extensión y Formación de Capacidades. Estas iniciativas contribuyen al desarrollo agroalimentario sostenible del país, creando valor y proponiendo soluciones innovadoras a los agricultores, socios estratégicos y la población, generando una rentabilidad social que varía entre 15% y 25%, por cada peso invertido en cada uno de sus proyectos.

INIA, más de 55 años liderando el desarrollo agroalimentario sostenible de Chile.

www.inia.cl – Facebook: /INIAChile – Instagram: @iniachile – Twitter: @iniachile – YouTube: INIA – LinkedIn: /inia-chile

Contacto de prensa: María Jesús Espinoza, encargada de comunicaciones INIA La Platina mariajesus.espinoza@www.inia.cl