Red de Recolectores de Semillas

 

Introducción

Debido a la fuerte presión antrópica sobre los ecosistemas naturales, la conservación ex situ en bancos de semillas y jardines botánicos, adquieren cada día más relevancia como parte de una estrategia para conservar la diversidad vegetal de Chile.

Perturbaciones como el sobrepastoreo, reemplazo de zonas silvestres por cultivos agrícolas o crecimiento urbano, extracción de madera y contaminación impactan negativamente la diversidad vegetal, aumentando el riesgo de extinción de numerosas especies endémicas. Hoy en día son numerosas las especies especies clasificadas como Extintas, En Peligro 0 En Peligro Crítico de extinción.

Esto además de producir la pérdida irrecuperable de genes y subproductos como por ejemplo aceites esenciales y biopesticidas útiles para la sociedad, genera a su vez, degradación en el funcionamiento ecosistémico al producir desertificación disminuyendo consecuentemente la calidad de vida de las personas.

 

 

 

Los bancos de semillas permiten conservar por mucho tiempo (sobre 100 años) y en un espacio reducido muestras representativas de diversidad genética de una gran cantidad de especies. El material conservado es además utilizado en investigación y en restauración de ecosistemas.

 

 

 

 

Proyecto Millennium Seed Bank-Chile

 

Con fecha 4 de Julio del 2001, El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y el Royal Botanic Gardens Kew (RBG Kew) del Reino Unido han aunado esfuerzos para resguardar la diversidad genética ex situ y así disminuir la probabilidad de extinción de especies únicas de Chile. A través de un proyecto conjunto se estableció un convenio de colaboración a largo plazo, por 10 años, para colectar y conservar en bancos de semillas la diversidad genética de las plantas nativas de Chile, particularmente de las especies endémicas y las en riesgo de extinción en las zonas desértica y mediterránea de Chile. Este convenio es parte de un esfuerzo mundial denominado Millennium Seed Bank Project que el RBG Kew está realizando junto a instituciones de otros países con el fin de conservar en un plazo de 10 años semillas del 10% de la flora mundial, especialmente la de las zonas áridas.

El Convenio de cooperación INIA-RBG Kew se compone de lo siguiente: a) un proyecto con financiamiento de RBG Kew para recolectar y conservar plantas endémicas y con problemas de conservación de la zona árida y semi-árida de Chile y b) un contrato de Acceso a Recursos Genéticos y distribución de beneficios entre ambas instituciones.

 

Contrato de Acceso

El contrato de Acceso fue elaborado respetando los convenios internacionales asumidos por ambos países y resguarda plenamente los intereses de Chile al reconocer la soberanía del estado de Chile sobre sus recursos genéticos. Lo anterior, establecido en el Convenio sobre Diversidad Biológica, firmado por nuestro país en 1992 y ratificado en 1995, a través del Decreto conFuerza de Ley 1963 (Diario Oficial de Chile, N°35.160, 6 de Mayo de 1995).

INIA autorizó esta prospección y firmó este contrato de acceso en su calidad de Curador Nacional de los Recursos Genéticos de Chile, facultad otorgada por el Ministerio de Agricultura de Chile para la ejecución del programa sobre desarrollo y protección de los recursos fitogenéticos del país con fecha 2 de Agosto de 1995. INIA en su calidad de Curador Nacional de los Recursos Genéticos esta facultado a actuar como el homólogo oficial de las misiones nacionales y extranjeras interesadas en recolectar muestras de las especies de plantas nativas chilenas. Los términos y condiciones de este contrato de Acceso a Recursos Genéticos entre INIA y Kew, fueron aprobados por el Consejo Superior del INIA en su reunión de fecha 24 de Mayo de 2001.

Esencialmente, el contrato de Acceso INIA- Kew establece que:

  • Las semillas colectadas dentro de este convenio serán repartidas en partes iguales entre INIA y RBG Kew. El material transferido a RBG Kew será respaldado por una Notificación de traspaso firmada por los representantes de ambas instituciones.

  • Las semillas no serán comercializadas por RBG Kew y sólo se utilizarán para fines de investigación y conservación. Sin embargo, cualquier posible comercialización que se acuerde entre INIA y RBG Kew será materia de un contrato independiente.

  • RBG Kew podrá distribuir las semillas a terceros sólo con el permiso previo por escrito de INIA.

  • Los terceros deberán firmar un Contrato de Suministro de semillas con RBG Kew en el cual se prohíbe cualquier utilización comercial del material suministrado, su progenie o su derivado por el tercero.

 

Proyecto Científico

El proyecto está centrado en las áreas de colecta y conservación de semillas, en la investigación de la biología de las semillas, en la creación de bases de datos con información sobre las especies colectadas y en la capacitación de personal.  En un período de 5 años, se pretende colectar semillas de, al menos, unas 150 especies por año. Además, de colectar muestras representativas de especies Raras, Vulnerables y En peligro de Extinción, también se están colectando semillas de las especies endémicas y de las nativas con un potencial de uso forrajero, ornamental, alimenticio, etc. Las muestras de semillas están siendo depositadas para su conservación a largo plazo en el banco base de Vicuña y un duplicado enel banco de semillas del RBG Kew del Reino Unido.

El convenio tiene dos etapas, la primera de 5 años, de Julio 2001 a Junio 2006 y la segunda de 3,5 años, de Julio 2006 a Diciembre de 2009.