Cultivos

Chile tiene muy buenas condiciones ambientales para la producción de los principales cultivos (trigo, maíz, avena, arroz, papa, leguminosas, canola, lupino y cebada, entre otros) y los rendimientos promedio pueden ser considerados altos en el contexto mundial. De hecho, estos rendimientos han aumentado ostensiblemente en las últimas  tres décadas: 300% en promedio; mejorando al mismo tiempo la resistencia varietal a las enfermedades, la calidad industrial de los productos y el manejo agronómico de los cultivos.

Los aportes que ha realizado INIA a estos cambios en la competitividad de los cultivos han sido cuantiosos. A modo de ejemplo, el Instituto ha generado más de 250 variedades de cultivos y forrajeras en su historia, que ocupan hoy en día la mayor parte de la superficie de los principales cultivos del país. Entre ellos destacan: trigo panadero y candeal, avena, arroz, triticale, papa, leguminosas de grano y quínoa. En tanto, las principales forrajeras en las cuales está trabajando (mejoramiento genético) son trébol rosado, trébol blanco, lotera, bromo y ballica perenne.

Aún así, persiste una fuerte variación de rendimiento promedio de acuerdo al tamaño de la explotación del agricultor, implicando que hay importantes brechas productivas que superar, que dicen relación con dificultades de acceso a capital y tecnología por parte de la pequeña agricultura.

Misión

Este Programa Nacional busca crear y adaptar nuevas variedades de cultivos y forrajeras, y desarrollar protocolos tecnológicos, de acuerdo a las necesidades de las distintas condiciones agroecológicas del país, para superar las brechas productivas y contribuir al aumento de la competitividad y sustentabilidad del sector en Chile, en un escenario de cambio climático.

Líneas de Investigación

  • Mejoramiento genético de cultivos y forrajeras.
  • Agronomía de cultivos y sistemas productivos.
  • Manejo integrado de plagas, enfermedades y malezas.

Coordinador