INIA 50 años apoyando el desarrollo de la agricultura nacional

1964 a 1973: La Conformación del INIA y los Primeros Resultados Relevantes de su Quehacer

El 8 de abril de 1964, gracias a la aprobación del Ministro de Agricultura de la época, Ruy Barbosa, se creó el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) con la colaboración de profesionales de las Universidades de Chile, Católica y de Concepción, además de organismos de asistencia técnica como la Fundación Rockefeller, la Universidad de Minnesota y la colaboración de la Fundación Ford.

Uno de sus propósitos fue coordinar la investigación agrícola del país, para aprovechar al máximo los recursos económicos y humanos disponibles. INIA comenzó trabajos en mejoramiento genético (cereales y papas), control agronómico, control de plagas y fertilidad de suelos.

1974 a 1983: La exitosa introducción de la Transferencia Tecnológica en Chile

En este periodo, la producción agropecuaria nacional no satisfacía las necesidades de consumo interno. Para aumentar la producción de alimentos era indispensable incrementar los rendimientos unitarios, haciendo necesario un mejoramiento tecnológico masivo.

La labor del Instituto se focalizó en acrecentar la competitividad de la agricultura. Para ampliar su alcance territorial, se sumaron nuevas dependencias a las existentes. El Ministro de Agricultura, Jorge Prado, solicitó al INIA organizar el “Programa GTT”, destinado a incorporar tecnologías al sector agrícola nacional, especialmente en productores de tamaño mediano a pequeño.

1984 a 1993: Las fuerzas transformadoras del INIA

En esta tercera década se presentaron grandes cambios en la agricultura a nivel mundial. Para contribuir a una solución, INIA reorientó sus prioridades en investigación y mejoró la infraestructura y equipamiento institucional, mediante los proyectos conocidos como “BID I” y “BID II” (créditos del Banco Interamericano del Desarrollo).

Hasta 1993, el Instituto contribuyó significativamente al desarrollo agrícola de Chile a través de la generación de nuevas variedades vegetales con mejores rendimientos para el agricultor y mayor calidad para la agroindustria, con la diversificación de la fruticultura con miras claras hacia la exportación, trabajando intensamente en plagas y enfermedades de impacto económico nacional, demostrando evidentes mejoramientos en la producción ganadera, generando paquetes tecnológicos de acuerdo a las necesidades de la época, adoptando y transfiriendo fuertemente las tecnologías agrícolas y pecuarias a lo largo de Chile, y ampliando su presencia en regiones.

1994 a 2003: La Apertura Económica de Chile y la Contribución del INIA en el Desarrollo Exportador

Al inicio de este periodo, Chile se encontró en un importante proceso de apertura económica. INIA asumió el desafío de presentar alternativas para cimentar una agricultura competitiva y diversificada, sobre la base de la calidad; con tecnologías capaces de dar cuenta de la estrechez en la rentabilidad de casi todos los rubros productivos nacionales.

En 1994, el Instituto inició un proceso de modernización para adaptar su estructura a las demandas del entorno, abriendo sus puertas al sector privado y haciéndolo partícipe de la toma de decisiones y en la orientación de sus proyectos e investigaciones.

2004 a 2014: Ciencia y modernización al servicio de una agricultura más sustentable e igualitaria

En ésta década se produjeron cambios en el sistema de innovación del país. A partir del año 2005, se constituyó el primer Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC) de Chile, el cual abordó tres áreas principales: capital humano, emprendimiento e investigación y desarrollo.

INIA fortaleció aún más su vínculo con el sector privado e instituciones aliadas a nivel nacional e internacional, lo que queda de manifiesto en la conformación de diversos centros tecnológicos, consorcios, redes y alianzas estratégicas, que amplían la participación de INIA en la búsqueda de soluciones para los distintos rubros productivos, tanto agrícolas como pecuarios, acuícolas y alimentarios.