Centro Experimental INIA Vicuña

Ubicado a dos kilómetros al sureste de la ciudad de Vicuña, en el Valle del Elqui, Región de Coquimbo, este Centro Experimental se remonta al año 1929, pasando a formar parte de INIA en el año 1964, como Subestación Experimental. Desde entonces ha desarrollado importantes trabajos en el mejoramiento de la producción frutícola de los valles interiores del Norte Chico del país.

En la actualidad enfoca su quehacer de investigación al cultivo de la vid pisquera, uva de mesa; al manejo eficiente del recurso hídrico, a la introducción de frutales como el pecano; y al rescate de variedades tradicionales de durazneros blanquillos, nogales, almendros y paltos.

El trabajo a lo largo de los años ha estado enfocado principalmente en la viticultura, con proyectos financiados por el Gobierno Regional de Coquimbo y la Corporación de Fomento de la Producción CORFO,  que  permitieron generar información de interés de nuevas alternativas frutícolas para los valles de Elqui y Limarí.  Es así como se potenció el desarrollo productivo de; mandarinas, nogales, paltos y durazneros. Como también se han evaluado nuevas variedades de vid de mesa, la incorporación de  portainjertos, trabajando además  en el  rescate de variedades pisqueras.

A menos de un kilómetro del centro se encuentran las instalaciones del Banco Base de Semillas de INIA,  el cual fue inaugurado en 1991, para resguardar el material genético de aquellas especies clasificadas como extintas o en peligro de extinción, endémicas, y de importancia alimentaria para el país, frente a la fuerte presión ejercida por el hombre sobre los ecosistemas naturales.

Actualmente, es el centro de conservación ex situ de recursos genéticos más importante del país en términos de infraestructura y número de especies conservadas.  La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura, mundialmente conocida como FAO reconoce el trabajo realizado en Chile en conservación ex situ.

El edificio, de 230 m2 y con capacidad de almacenaje para 50.000 muestras, fue diseñado de tal forma que permite la conservación de semillas por períodos superiores a 50 años, bajo estrictas condiciones de humedad relativa y temperatura. Consta de una cámara de almacenamiento, que se mantiene a -18°C y 35% de humedad relativa. Además cuenta con una antecámara, una cámara de secado y un laboratorio de semillas, entre otras dependencias.

Banco Base de Semillas

CREACIÓN

El Banco Base de Semillas fue creado en el año 1990, con el objetivo de conservar de manera Ex situ el patrimonio genético vegetal del país. Ubicado en el Valle del Elqui, a unos 60 km de la ciudad de La Serena, pertenece al Centro Experimental Vicuña de INIA Intihuasi. Forma parte de la Red de Bancos de Germoplasma INIA, resguardando los duplicados de conservación a largo plazo de toda la red.

Con una capacidad para almacenar  75.000 muestras, este banco posee estrictas condiciones controladas para mantener a las semillas viables, siendo la conservación a largo plazo su principal objetivo.

CONSERVACIÓN EX SITU
En sus inicios, el foco principal del banco fue la conservación de especies cultivadas. Semillas de los principales cultivos fueron ingresadas a este sistema de conservación, constituyendo un patrimonio agrícola para el país. Entre las principales colecciones resguardadas destacan colecciones de; maíz, trigo, arroz, quínoa, porotos, lentejas, habas, tomates, entre otros cultivos de importancia para la alimentación. Hoy en día más de 15.000 accesiones de 40 especies distintas, se encuentran conservadas en sus cámaras de frío, cifras que continúan en constante aumento.

A partir del 2002, gracias a un convenio con el Royal Botanic Gardens Kew de Reino Unido, se integra al banco un nuevo objetivo, destinado a la conservación de especies silvestres. Desde ese momento se inicia la recolección de la flora chilena, priorizando especialmente especies endémicas, es decir, que crecen exclusivamente en Chile, y a aquellas más amenazadas de extinción. En sus comienzos, esta iniciativa se enfocó en zonas áridas y semiáridas del país, posteriormente y gracias a nuevos financiamientos, ha sido posible seguir ampliando el área de acción del banco, permitiendo fijar como meta final de conservación ex situ a toda la flora de Chile. Hoy en día se cuenta con material recolectado a lo largo de todo el país. Más de 3.000 accesiones pertenecientes a más de 1.200 especies distintas incluyendo; árboles, arbustos, hierbas, geófitas, cactus, suculentas, enredaderas y otras formas de vida se encuentran resguardadas en forma de semillas en el banco.

 ACTIVIDADES

 Entre las principales actividades del banco se encuentra la recolección, procesamiento y almacenamiento de semillas. Todas estas labores son realizadas por un equipo especializado compuesto por botánicos, taxónomos, ecólogos, agrónomos y otros profesionales, quienes con años de experiencia, recorren el país en busqueda de las especies más escasas y amenazadas, para contribuir a su conservación. Su objetivo principal es obtener muestras de semillas que representen la diversidad genética de las poblaciones naturales y que al mismo tiempo posean la más alta calidad fisiológica, que luego deberá ser mantenida cuidadosamente durante cada etapa del proceso.

El banco cuenta con un laboratorio de semillas, equipado con incubadoras con condiciones controladas de temperatura, humedad y luminosidad para la realización de ensayos de germinación, pruebas de viabilidad y evaluaciones de respuesta al almacenamiento. El objetivo principal de esta unidad, es determinar las condiciones óptimas de germinación para las distintas especies, al mismo tiempo que se evalúa la calidad de las semillas.

El almacenamiento de las semillas se realiza a –18°C y 15% de humedad relativa. Estas condiciones extremas de humedad y temperatura son necesarias para mantener intacta la viabilidad de las semillas por largos períodos. Una vez que se necesiten las semillas se podrán sacar de este letargo para ser expuestas a las condiciones adecuadas que estimulen su germinación, convirtiéndolas en nuevas plantas.

Desde el año 2005, el banco cuenta además con una unidad de propagación destinada a determinar los protocolos de siembra, mantención y cuidados de plantas de las distintas especies de la flora chilena, para lo cual cuenta con invernaderos y sombreaderos. En estas unidades se mantienen además colecciones vivas de algunas especies amenazadas como un sistema complementario de conservación ex situ.

La unidad más reciente del banco es la de servicios ambientales, la cual hace varios años viene investigando en terreno las condiciones ambientales requeridas para obtener una restauración ecológica efectiva. Esta unidad realiza las observaciones ecológicas necesarias para entender los procesos naturales de las especies y determinar cómo, cuándo y dónde se recomiendan realizar esfuerzos de restauración, a través de la instalación de ensayos en terreno.

El objetivo principal del Banco Base de Semillas ha sido convertirse en un respaldo a la conservación in situ, que se realiza al conservar a las especies en su propio hábitat. Lamentablemente para algunas especies la conservación ex situ podría ser la única alternativa de conservación posible. Mantener representadas las especies de la flora chilena ha sido la meta del banco de semillas, investigar acerca de cómo germinarlas, propagarlas y utilizarlas ha sido un paso adelante en relación a su objetivo inicial.

 TRANSFERENCIA
El Banco Base de Semillas desarrolla distintas actividades de transferencia enfocadas principalmente en la valoración y conservación de los recursos fitogenéticos. Una de las principales son las visitas a nuestro centro. Las temáticas abordadas varían de acuerdo al grupo objetivo.

A las organizaciones de productores se les capacita principalmente en el manejo y conservación de semillas, mantención de la viabilidad en el tiempo, la importancia de las semillas locales y la conservación de las variedades tradicionales. Mientras que a estudiantes y comunidad en general, se les instruye en el valor de la flora nativa, su conservación, y sobre la germinación y propagación de especies amenazadas  destacando la importancia de la labor del banco en estas materias. En los últimos diez años, más de 6.000 personas han visitado nuestro centro. El equipo del banco realiza además otros encuentros con la comunidad a través del desarrollo de talleres, participación en ferias y el apoyo a proyectos relacionados con la conservación del medio ambiente, que permiten aumentar la transferencia de conocimientos. El banco contribuye también a la formación de capacidades, organizando cursos y recibiendo estudiantes de distintas áreas, para el desarrollo de sus prácticas profesionales, tesis y pasantías de investigación.

 VISITAS
 

Las visitas al Banco Base de Semillas se realizan los miércoles en la jornada de la mañana, 9:30 a 11:00 horas, o en la jornada de la tarde, de 14:30 a 16:00 horas. La visita toma alrededor de una hora, durante la cual se puede conocer la labor realizada por el banco, mientras se recorren sus instalaciones. Por espacio y comodidad, se recomienda que las delegaciones no superen las 40 personas.

Para coordinar visita debe completar : Formulario Solicitud de Visitas Banco Base de Semillas

Encargado del Centro Experimental Vicuña: Cristián González Palacios
Encargada del Banco Base de Semillas: Carolina Pañitrur De la Fuente
Dirección: 
Camino Peralillo S/N, Vicuña
Teléfono: 
(56-51) 241 1231
Contacto: 
Gloria Véliz Véliz, gloria.veliz@inia.cl