Agricultura Sustentable

Es preciso fortalecer el desarrollo de productos agrícolas de alta calidad e inocuidad, mediante una estrategia de manejo
integrado, utilizando herramientas de apoyo que involucren alternativas químicas, biológicas, culturales, genéticas y ambientales, generadas a partir del conocimiento de la biología/ecología de los micro y macro organismos involucrados.

Lo anterior, para que los bienes a producir cumplan todos los requisitos de calidad y que estén libres de residuos, fomentando
una agricultura y ganadería sustentables y amigables con el medio ambiente, con menos contaminantes.

Esto, a través de:

  • Desarrollo de biocontroladores y biopesticidas.
  • Manejo Integrado de Plagas y Enfermedades (MIPE).
  • Aplicación de estrategias de producción integrada.
  • Generación de productos agropecuarios, bajo un concepto de producción agroecológica y/u orgánica.

En la actualidad, el diagnóstico es que los suelos de Chile están marcados por la incidencia de la fuerte erosión. Por tanto, es
necesario:

  • Desarrollar estrategias de conservación, orientadas a mitigar y rehabilitar los suelos degradados.
  • Fortalecer el concepto de uso sustentable (biológico, económico y ambiental) del recurso suelo, así como de los principales
    nutrientes en los sistemas agropecuarios.

Frente a la hipótesis de que las alteraciones en el clima están afectando la disponibilidad y calidad de los recursos hídricos
asociados a la producción agrícola -sean estos superficiales o subterráneos, poniendo en riesgo dicha actividad, se debe desarrollar investigación aplicada y transferencia tecnológica en:

  • Requerimientos hídricos de los cultivos en condiciones de escasez.
  • Uso efectivo del agua de riego.
  • Reutilización de los recursos hídricos provenientes de otros usos productivos.
  • Calidad de agua asociada a contaminación difusa de recursos hídricos, entre otros.

El objetivo es generar sistemas productivos más limpios, eficientes y efectivos en el uso de los recursos hídricos disponibles, los que serán transferidos al sector productivo, con énfasis en la mediana y pequeña agricultura.