Dirigentes chinos estimulan exportación de productos orgánicos nacionales al gigante asiático

En seminario realizado en el Instituto de Investigaciones Agropecuarias INIA en Chillán, directivos de organismos certificadores orgánicos chinos dieron a conocer interés de que frutas, vinos y leche en polvo orgánica entren en mayor volumen a China.

Sólo basta saber que China posee la mayor población mundial del planeta, para entender el interés que generó entre los productores de la Región el seminario “Alimentos orgánicos para el mercado de China” realizado en el auditorio de INIA Quilamapu en Chillán.

El panorama es aún más alentador, si se considera que el mercado mundial de productos orgánicos ascendió a 81,6 millones de dólares en 2015, con una permanente tendencia al alza -en especial Estados Unidos, Europa y Asia- basado en un incremento de la calidad de vida y de la búsqueda de salud, bienestar, alimentos saludables y súper alimentos.

Con una población que sobrepasa los 1.400 millones de personas, y un crecimiento económico sostenido, China es un gran polo de atracción para exportadores chilenos, en especial en el área de la alimentación.

En ese contexto, el seminario organizado por la empresa certificadora Bioaudita e INIA Quilamapu, generó gran interés entre los 120 asistentes del sector productivo orgánico de la zona centro sur de Chile, compuesto por agricultores, técnicos y empresas exportadoras.

Según explicaron los organizadores, Luis Meléndez de Bioaudita y Cecilia Céspedes de INIA Quilamapu, esta actividad tuvo por finalidad dar a conocer los requerimientos del mercado chino para exportar alimentos verdes y orgánicos al gigante asiático, para lo cual se contó con la presencia de Liu Ping, Subdirector del Centro de Desarrollo de Alimentos Verdes de China (CGFDC), y de Xia Zhaogang, Subdirector del Centro de Certificación de Alimentos Orgánicos de China (COFCC).

Los directivos, pertenecientes al Ministerio de Agricultura chino, expusieron los “Requerimientos de calidad e inocuidad en alimentos exportados a China”y las “Exigencias regulatorias y oportunidades para alimentos orgánicos en China”, información de gran interés para los productores nacionales.

El seminario se complementó con las presentaciones “Factores de éxito de la producción orgánica con base agroecológica” a cargo de la investigadora de INIA Quilamapu, Cecilia Céspedes, y “Proceso de certificación de la regulación orgánica China” presentada por el Director Ejecutivo Bioaudita, Luis Meléndez.

Frutas, vinos y lácteos

Los directivos evidenciaron el interés del consumidor chino por contar con más cantidad y variedad de productos orgánicos chilenos, toda vez que en ese mercado es muy reconocida la calidad de los envíos nacionales. Por ahora, indicaron que el interés apunta a contar con mayores volúmenes de arándanos, cerezas y vinos.

Liu Ping, Subdirector del Centro de Desarrollo de Alimentos Verdes de China (CGFDC).

“Vemos con bastante futuro a los productos orgánicos chilenos, especialmente de frutas”, recalcó el subdirector Liu Ping. “Nuestra visita estuvo enfocada a orientar a los agricultores orgánicos chilenos en cómo entrar en nuestro mercado”.

Sostuvo que la gran ventaja que presenta Chile es la de generar alimentos en contra estación, lo que les permite “comer cerezas y arándanos que son frutas de verano cuando estamos en invierno. O sea, cuando tenemos escasez en el mercado de estos productos, es el momento en que entran los productos chilenos”.

Pero no sólo las frutas forman parte del interés chino, sino también los vinos orgánicos y los productos lácteos orgánicos, básicamente la leche en polvo destinada a la alimentación de los niños. Hoy, para solventar la alta demanda de leche en polvo importada, suscribieron importantes convenios con Austria y Dinamarca que son grandes productores mundiales de lácteos, pero la demanda aún sigue siendo mayor a la oferta. En este aspecto, se abre una interesante oportunidad para los productores lecheros orgánicos chilenos.

A pesar de que los organismos en los que trabajan no inciden en los precios de compra, sino que dependen del mercado y de las empresas importadoras chinas, Liu Ping señaló que “sí podemos aumentar el nivel de confianza a los importadores al asignarles la certificación que acredita que los productos chilenos cuentan con las normas exigidas por China”.

Año nuevo chino

Un hecho que resulta de sumo interés es que la venta de la fruta chilena siempre se concentra en los meses en que se celebra el año nuevo chino (alrededor de los primeros días de febrero de cada año). “En este período (de unos 15 días) hay mucho consumo, no sólo para comer, sino también para hacer regalos. Entonces, cuando se regala una fruta orgánica importada, este regalo tiene gran valor” recalcó Liu Ping. Añadió que dentro de las frutas más reconocidas para regalo están las cerezas, los arándanos, las uvas de mesa y los kiwis.

Finalmente, el directivo chino sostuvo que un aspecto muy importante que Chile debe considerar es el transporte, ya que las frutas “deben ser capaces de soportar el viaje de unos 45 días. Una buena fruta y un buen transporte son indispensables”.

Convenios de investigación y certificación

Rodrigo Avilés, Director Regional de INIA Quilamapu; Xia Zhaogang, Subdirector del Centro de Certificación de Alimentos Orgánicos de China (COFCC); y Liu Ping Subdirector de COFCC.

Al término de la jornada y en un encuentro con el Director Regional de INIA Quilamapu, Rodrigo Avilés, los directivos acordaron trabajar en un convenio de colaboración en ámbitos de investigación con INIA, para lo cual se establecerán los mecanismos que concreten próximamente este deseo.

En lo referente a la certificación, el Director Ejecutivo de Bioaudita, Luis Meléndez, expresó que tras reunión efectuada en Santiago con autoridades del Servicio Agrícola y Ganadero SAG (en su calidad de autoridad técnica competente en agricultura orgánica), ambas instituciones acordaron analizar la posibilidad de establecer un convenio de equivalencia en el proceso de certificación entre ambos países. Ello significaría que para certificar que los productos chilenos cumplen con la norma orgánica China, bastarían los certificadores chilenos sin la necesidad de que viajen inspectores chinos para este cometido.

Acerca de INIA

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) es la principal institución de investigación agropecuaria de Chile, vinculada al Ministerio de Agricultura, con presencia nacional de Arica a Magallanes, a través de sus 10 Centros Regionales, además de oficinas técnicas y centros experimentales en cada una de las regiones del país. Su misión es generar y transferir conocimientos y tecnologías estratégicas a escala global, para producir innovación y mejorar la competitividad del sector agroalimentario. www.inia.cl

 

Contacto de Prensa: Hugo Rodríguez / infoquilamapu@inia.cl