Chile apuesta por potenciar una industria de ingredientes funcionales y aditivos especializados

Impulsando el trabajo asociativo entre agricultores, centros de investigación y empresas transformadoras, los ministerios de Agricultura y Economía dieron origen a 5 polos territoriales, que sentarán las bases de una industria exportadora de ingredientes funcionales y aditivos especializados, basada en materias primas provenientes del sector agrario nacional.

Ministro Furche durante ceremonia de lanzamiento de los Polos Territoriales.

Retiro, Región del Maule, 10 de noviembre 2017.- Como un instrumento que sentará las bases para una nueva industria chilena de ingredientes funcionales y aditivos especializados, define el Ministerio de Agricultura a los “Polos Territoriales de Desarrollo Estratégico”, una iniciativa creada por el Minagri a través de la Fundación para la Innovación Agraria, FIA, con financiamiento del Fondo de Inversión Estratégica, FIE, del Ministerio de Economía.

La iniciativa fue lanzada oficialmente ayer en el Maule, una de las nueve regiones que se verán impactadas por la acción de los polos territoriales. En la planta Tucapel de Retiro, y en presencia de agricultores, investigadores, académicos y representantes de las empresas participantes, el ministro de Agricultura Carlos Furche, relevó el trabajo realizado por FIA para el diseño e implementación de este instrumento. “A través de un extraordinario esfuerzo público-privado, se ha generado un modelo de encadenamiento inédito, que permitirá aprovechar el gran potencial que posee Chile en la provisión de materias primas de origen agrario, agroalimentario y forestal”, destacó.

La convocatoria realizada por FIA, dio origen a 5 polos territoriales, abarcando 8 regiones del país, desde Valparaíso a Los Lagos, y se espera que su funcionamiento impacte a cerca de 10 mil agricultores, en su mayoría provenientes de la agricultura familiar campesina. Los polos son:

  • Polo Granos Ancestrales, gestionado por Orafti, abarcando un territorio que va desde la región Metropolitana a la región de La Araucanía. Su producción se basará en quínoa y alforfón, dando origen a un portafolio de productos que incluye harinas, concentrados y mezclas funcionales.
  • Polo Cultivos de O´Higgins y El Maule, gestionado por el Centro de Estudios en Alimentos Procesados. Su producción se basará en quínoa, maqui, olivo y tomate, dando origen a un portafolio de productos que incluye saponina, antioxidantes, licopeno e hidroxitirosol.
  • Polo Legumbres, gestionado por la Pontificia Universidad Católica, abarcando desde la región de Valparaíso a la región del Biobío. Diversas leguminosas darán origen a un portafolio de productos que incluye fibras, proteínas, almidones y germinados.
  • Polo Pigmentos Naturales y Antioxidantes, gestionado por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), abarcando desde la región de Valparaíso a la región de Los Lagos. Su producción se basará en papas moradas, zanahoria morada, camote y calafate, dando origen a un portafolio de productos que incluye colorantes y antioxidantes.
  • Polo Pecuario, gestionado por Ecoterra, abarcando un territorio que va desde la región Metropolitana a la región del Maule. Su producción se basará en leche de cabra y huevo, dando origen a un portafolio de productos que incluye péptidos y caseínas, entre otros.

María José Etchegaray, Directora Ejecutiva de FIA.

“Cada polo deberá ser un espacio de articulación entre empresas, entidades tecnológicas, agricultores, asociaciones y organizaciones productivas, con la capacidad de sumar a actores internacionales a través de alianzas estratégicas”, explica María José Etchegaray, directora ejecutiva de FIA. “El objetivo es que se conviertan en verdaderos motores capaces de dinamizar las economías locales, a través de la generación de redes de cooperación, articulación y encadenamientos productivos”, agrega Etchegaray.

El Fondo de Inversión Estratégica del Ministerio de Economía (FIE), fue la entidad que aportó los recursos para la concreción de esta iniciativa. En opinión de su secretario ejecutivo, Thierry de Saint Pierre, “las extraordinarias condiciones naturales que posee Chile, le han permitido desarrollarse y competir con ventaja frente a los demás países de la región. Como FIE y Ministerio de Economía, no tenemos duda que los Polos Territoriales continuarán esta senda”.

MIRADA ESTRATÉGICA

Este ambicioso plan comenzó a gestarse hace dos años, cuando FIA, a través de la Subsecretaría de Agricultura, decidió presentar el instrumento al Fondo de Inversión Estratégica del Ministerio de Economía (FIE), postulación que se enmarcó en el Programa Transforma Alimentos de Corfo, del cual la fundación es miembro activo.

La agencia del Minagri llevaba 5 años ejecutando el Programa de Innovación en Alimentos Más Saludables (PIA+S) y en el marco de este trabajo había identificado con nitidez la oportunidad de Chile de desarrollar una industria de ingredientes funcionales y aditivos especializados.

“Por la riqueza y variedad de sus climas, de suelo y de materia prima, nos resultaba evidente que Chile era uno de los países con potencial para producirlos –relata María José Etchegaray– y sentíamos que la alta demanda por estos productos constituía una oportunidad única que el país no podía dejar pasar. Por eso, decidimos dar un paso más y diseñar un instrumento capaz de articular y generar sinergias entre los diversos actores vinculados a este tema de manera de aprovechar esta oportunidad, agregando valor a nuestro sector”.

En enero de este año FIA abrió la convocatoria que asignará recursos por un total de 3600 millones de pesos en un lapso de tres años. Cada polo deberá constituirse a partir de un portafolio que identifique las distintas materias primas agrarias que puedan ser producidas y transformadas en un sector determinado del país.

Datos contextuales

  • 23% de las exportaciones del país son productos comestibles.
  • 31% de las empresas chilenas (319 mil) son del rubro alimentario, de las cuales sólo 19 son exportadoras o productoras de ingredientes funcionales.
  • El sector agrícola genera 2 millones de empleos y exporta US$18 mil millones al año. El Minagri, a través de esta iniciativa y otras, como el programa Transforma Alimentos de Corfo, espera llegar a US$32 mil millones en 2025.

Datos Estudio FIA de Ingredientes Funcionales

  • Se estima que en la actualidad el mercado de los ingredientes funcionales supera los USD $30 mil millones.
  • Los ingredientes funcionales ligados a la salud y nutrición se presentan como un mercado fragmentado altamente atractivo para los inversores, con empresas como Royal DSM realizando adquisiciones por valores cercanos a los US $3,2 mil millones de dólares en los últimos 3 años.
  • Un ejemplo de Chile en el contexto global: Según estudio de Grand View Research se espera que el mercado mundial de los polifenoles (antioxidantes) llegue a USD $1,025.7 millones al 2020 (impulsado por países con alta población geriátrica como EE.UU, Japón y Europa Occidental).
  • La exportación de los ingredientes incorporados en el estudio de FIA alcanzaron al 2014 más de USD $274.000.000 y su precio por kilo se encontró en el rango de los USD $3 a $27, con un promedio de USD $6/kg (el precio del cobre, por ejemplo, ha estado cercano a ese rango).
  • El ingrediente funcional más relevante en la actualidad es la carrageninas (variedad de texturas de gel).

INIA y los Pigmentos Naturales

Gerardo Tapia investigador INIA, Rodrigo Avilés, Director Regional INIA Quilamapu; Iván Matús, subidector nacional de I+D INIA; Julio Kalazich, Director Nacional INIA; Carlos Furche, Ministro de Agricultura; María Teresa Pino, investigadora INIA; Eduardo Lagos, Gerente General Tucapel.

“De los 5 polos que se adjudicaron, INIA participa en tres”, indicó el subdirector nacional de investigación y desarrollo de la entidad, Iván Matus, destacando la forma de compromiso que el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, tiene con el sector alimentario nacional.

Sobre el particular resaltó el hecho de que el INIA sea el responsable del Polo de Colorantes Naturales y Antioxidantes, con lo que se da una señal clara de orientación hacia una nueva área de gran importancia como “los alimentos y los ingredientes que se utilizan para éstos”. “En el caso de nuestro polo, haremos extracción de colorantes naturales que son tremendamente demandados por la industria alimentaria, tanto para consumo humano (jugos, mermeladas, helados, etc.) como para consumo animal como en el caso de los peces. En todos estos casos la tendencia es utilizar colorantes naturales”.

Iván Matus agregó que en otros dos polos la participación de INIA también es muy importante, toda vez que aportará su experiencia en el desarrollo de los productos que dan vida a cada uno de las dos iniciativas. El directivo sostuvo que en el caso del Polo de Granos Ancestrales, liderado por Orafti Beneo, “nuestra participación se basa en la existencia del programa de mejoramiento genético de quínoa, existente desde 2015. En este caso, debe rescatarse la calidad de súper alimento de la Quínoa, con alto contenido de proteína y prácticamente todos los aminoácidos. Puede ser consumida directamente, pero también se puede someter a una extracción de un componente importante, como la proteína”.

La participación INIA también se extiende al Polo de Legumbres que lidera la Universidad Católica, donde “aportamos la experiencia generada por el programa de mejoramiento de leguminosas de grano que ya tiene 53 años de vida. Todas las legumbres como porotos, lentejas, garbanzos y arvejas, son alimentos sanos, y con una fuente importante de proteína y fibra”, enfatizó Matus.

El subdirector nacional de INIA destacó que con la presencia de los polos se conectan nuevamente la producción, la industria y la investigación. “Lo que hace el INIA en investigación lo pone a disposición de los productores y éstos se conectan con la industria y la industria a su vez se interrelaciona con los mismos productores y también con la investigación. Ello nos hace ver que estamos en la línea correcta que es producir más y mejores alimentos” concluyó el directivo.

Acerca de INIA

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) es la principal institución de investigación agropecuaria de Chile, dependiente del Ministerio de Agricultura, con presencia nacional de Arica a Magallanes, a través de sus 10 Centros Regionales, además de oficinas técnicas y centros experimentales en cada una de las regiones del país.

Su misión es generar y transferir conocimientos y tecnologías estratégicas a escala global, para producir innovación y mejorar la competitividad del sector agroalimentario. www.inia.cl

Contacto de prensa: infoquilamapu@inia.cl