Productores de espárragos de Maule se capacitaron en reconocimiento de plagas dañinas para sus cultivos

Beneficiados pertenecen a Nodo Esparraguero del Maule que es impulsado por el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), a través del Centro Regional INIA Raihuén, con financiamiento CORFO, y la participación de CODESSER y CEGE Consultores S.A.

Unos 50 agricultores esparragueros y asesores técnicos del Prodesal de las comunas de Longaví, Parral y Retiro, participaron en la charla de capacitación técnica “Reconocimiento de Plagas en el cultivo del Espárrago” realizada recientemente por investigadores de INIA en la Escuela Santa Delfina en Retiro.

La charla estuvo a cargo del ingeniero agrónomo de INIA Quilamapu, Daniel Ortiz, quien se refirió detalladamente a los insectos que viven en torno a una esparraguera, haciendo énfasis en los que se transforman en plagas y en el daño físico que generan al cultivo, con el consiguiente perjuicio económico para el productor.

En ese sentido, Ortiz explicó que una plaga es una población de insectos que se alimenta de plantas, lo que incide en la producción del cultivo, reduciendo el valor de la cosecha. Del mismo modo, aclaró que en los cultivos siempre estarán presentes los insectos ya que son parte del sistema agroecológico. “El objetivo no es su eliminación, sino que mantener un equilibrio en la población presente para que no provoque daño”, enfatizó el agrónomo.

Agregó que entre las estrategias de control de plagas destacan el control químico, el control cultural, control natural y el control biológico que tiene como una de las modalidades más efectivas el uso de hongos entomopatógenos.

Otro de los puntos que fue seguido con gran interés por los asistentes fue el de la importancia de cómo y cuándo monitorear las larvas en el suelo. En este aspecto, el profesional de INIA aclaró que es el otoño el momento ideal para efectuar la búsqueda de larvas, lo que se debe hacer a lo menos una vez, tomando unas 10 muestras por hectárea que cubran todos los sectores de ella. En cuanto al tamaño de cada muestra, Daniel Ortiz explicó que ésta debe tener el ancho de una pala y una profundidad de 40 centímetros.

Actividad práctica

La segunda parte de la actividad realizada en el predio del productor Jorge Retamal en la misma comuna de Retiro, consistió en realizar un monitoreo de larvas en el suelo. Organizados por grupo, cada uno debió tomar 6 muestras en lugares al azar del predio, recolectando muestras para su posterior identificación grupal. De esta manera, los asistentes se compenetraron del mecanismo que deberán repetir en sus respectivos predios para avanzar en la dinámica del control de plagas.

Cabe señalar que esta charla taller se realizó en el marco de la segunda etapa del Nodo de Espárragos que desde 2016 ejecuta INIA en la Región del Maule, con el financiamiento de CORFO, y la participación de CODESSER y CEGE Consultores S. A. y que coordinan los agrónomos de INIA Víctor Kramm y Carmen Gloria Morales.

Acerca de INIA

El Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) es la principal institución de investigación agropecuaria de Chile, dependiente del Ministerio de Agricultura, con presencia nacional de Arica a Magallanes, a través de sus 10 Centros Regionales, además de oficinas técnicas y centros experimentales en cada una de las regiones del país. Su misión es generar y transferir conocimientos y tecnologías estratégicas a escala global, para producir innovación y mejorar la competitividad del sector agroalimentario. www.inia.cl

Contacto de Prensa: infoquilamapu@inia.cl